China suspendió la compra de aceite de soja

La suspensión por parte de china de la compra de aceite de soja, genera dos problemas inmediatos. El principal, que es logístico, y el secundario, pero igualmente importante, financiero. El corto plazo para reubicar lo producido y el cambio en la oferta para los otros mercados obliga a tomar decisiones inmediatas.

En cuanto al problema logístico respecta, lo complicado radica en el almacenaje de lo que ya se esta produciendo. En si, se pueden encontrar sitios transitorios para el almacenaje, pero al ser un producto caro se tiene que ser estricto con la metodología de conserva, y eso, tiene su costo.

Sabemos que de la totalidad de la producción de la semilla de soja molida, aproximadamente un 80% esta destinado a harina de soja, un 2% a otras producciones y el resto al aceite de soja que tanto dolor de cabeza esta dando en este momento. Ahora, ¿por qué es tan problemática la situación?. La respuesta es simple, haciendo la comparación en toneladas, el aceite de soja, es tres veces más caro que la harina de soja.

La suma de estos factores da como resultado la depreciación del poroto de soja en si. Algo que no podemos dejar pasar y se tiene que encontrar una solución costo efectiva. Este es el momento para que los Argentinos demostremos como podemos salir de una problemática como un país unificado.