Maíz para todos

En abril sigue las recaudaciones que comenzaron en el mes de marzo, provenientes de varias regiones del país y de Uruguay donde donaciones de maíz son distribuidas a los más necesitados. Este movimiento social se llama “La Chocleada“, y ya cumple su cuarta edición.

El movimiento fue creado en el 2005 por los vecinos y los productores rurales de Córdoba con la idea de cosechar maíz para luego entregarlo a la “Red Argentina Banco de Alimentos”. Cada productor rural dona una hectárea de maíz que esté listo para comer como choclo y la recolección del mismo está a cargo de los integrantes de las comunidades vecinas. Tanto los estudiantes, profesores y padres de los colegios pertenecientes al sector en donde se encuentra la hectárea donada, se encargan de la recolección. De esta forma se busca que la misma comunidad este vinculada directamente con esta campaña.

Como forma de pago simbólica por la tarea de recolección de los choclos, distintas empresas aportan dinero que es recaudado y entregado a las instituciones sociales más débiles de estas comunidades, seleccionadas por los alumnos que realizarán la recolección.

Estas donaciones de maíz generan una fuerte movilización social y esta estimado que este año se concreten once chocleadas. Varias ya se concretaron en el mes de marzo, pero queda por delante muchas más que realizar.

Evolution y Cropstar, tecnología para el maíz

Bayer CropScience presentó un nuevo herbicida y un novedoso insecticida: Evolution y Cropstar.

Evolution, es un herbicida que combina tres formas diferentes de acción. La primera es a través de su absorción por raíces,  también puede ser absorbida por los coleoptiles u hojas, genera la inhibición de los pigmentos carotenoides que protegen la clorofila, causando la muerte de las malezas. Su partición en dos metabolitos diferentes logra una actividad sincronizada de control de malezas, ya sea a través de un efecto de choque con control instantáneo del stand presente; un depósito de herbicida para el nacimiento de malezas en la profundidad o de camadas posteriores. Todo esto le confiere alta estabilidad bajo diferentes condiciones climáticas.

En el cultivo del maíz es importante no tener fallas en cuanto a la densidad para no afectar la compensación entre las plantas. Junto a la elección del híbrido y su fecha de siembra, hay que destacar que la elección de la densidad y distribución de plantas determinan la estructura del cultivo y su potencial para aprovechar recursos. La densidad de siembra y distribución de plantas que se tiene como objetivo, pueden verse alteradas por diversos factores, la semilla con bajo poder germinativo o vigor, la operación de siembra, y por la condición del lote (temperatura y humedad del suelo, y presencia de insectos).

En el período de emergencia, es donde puede apreciarse el valor de una adecuada protección de semillas, que garantice tanto la densidad y el arreglo espacial buscado. Para disponer de la máxima radiación en llenado de granos, el maíz debe sembrarse temprano, esto resiente el crecimiento vegetativo por bajas temperaturas iniciales y lo expone a una mayor posibilidad de ataque de insectos de suelo.

Por este motivo, Bayer CropScience lanza un nuevo tratamiento premium de semillas a campo, Cropstar, un insecticida que está formulado en base a dos ingredientes activos complementarios (el Imidacloprid y el Thiodicarb). Este novedoso insecticida asegura una excelente implantación y promueve un mayor desarrollo inicial del cultivo del maíz.

Productores franceses interesados en el maíz Argentino

Una comitiva de productores de maíz provenientes de Francia, llegó esta semana a la Argentina. Participaron del seminario “Situación actual y perspectivas de la cadena productiva del maíz en la Argentina y el mundo”. Esta comitiva está conformada por cincuenta productores y esta interesada en la  posibilidad de producir semillas en contraestación. También desean conocer la utilización de la siembra directa (técnica que prácticamente no se utiliza en Francia).

Francia al ser el productor de maíz más grande de europa ( tres millones de hectáreas que sembraron en 2008, de las cuáles el 25% tiene riego artificial, y que en promedio dan un rendimiento de 90 a 100 quintales por hectárea), pierde competitividad frente a otros productores al no poder realizar esta práctica de exterminio de plagas y maleza. Igualmente los productores franceses están recibiendo subsidios de 300 euros por hectárea, estos numeros son menores que sus hermanos ganaderos y están programando para el 2010, bajarlos a 220 euros.

Por más que, gracias a una excelente producción del 2008 estos subsidios no son vitales, por culpa de la crisis mundial y la baja de los precios, ahora si lo son. Los países más perjudicados son los de Europa del Este, y como no gozan, ni de los mismos recursos, ni de el ya comentado subsidio, los productores de maíz que salgan beneficiados, van a ser los franceses.

Durante el seminario, el cual asistieron los productores franceses, las autoridades de Maizar aprovecharon la oportunidad para reclamar por la liberalización de las exportaciones.”El potencial para aumentar la producción del maíz existe, sólo hace falta sacarle la pata de encima al productor”, dijo Juan Gear, vicepresidente de Maizar. “Hay que poner fin a la distorsión actual entre el precio interno y externo del maíz para que, de esa forma, el productor se vuelque nuevamente a la siembra del cereal forrajero por excelencia y principal insumo de las industrias lácteas, cárnica, aviar y porcina”, explicó Martín Fraguío, director ejecutivo de esa entidad.