Advanta, las semillas de girasol, y sus nuevas tecnologías.

Advanta, sin temor a la crisis, sigue investigando y desarrollando nuevas tecnologías. Este año se dispone a lanzar una nueva semilla de girasol con mayor resistencia a la sequía y al volcado. Ya que tendrá una menor altura y mayor robustez en el tallo, le bajará a la planta el centro de gravedad y la tornará más resistente al viento.

La empresa es considerada una ganadora en sorgo y ahora aprieta el acelerador en girasol, para posicionarse al mismo tiempo en maíz, y avanzar también en canola. “Y en 2010 estamos liberando la versión alto oleico que se llama Olisun 4, que tiene siete genes diferentes apilados, resistente a todas las razas de verticilium y otras enfermedades”, Fue lo que explicó Abelardo de la Vega, responsable del programa girasolero.

“¡La maquinaria nos mueve!”

Expoagro tendrá un espacio denominado, “Km 0, todas las máquinas nacen en algún lugar”, que refiere a la importancia de la agroindustria, con la industria de maquinaria agrícola y agrocomponentes.  Bajo el lema “¡La maquinaria nos mueve!” darán conferencias de prensa y reuniones entre intendentes e industriales, para resaltar la importancia de esta industria en todas partes del país y como impactan sobre los empleos. En algunos casos, estas empresas superan las 500 personas ocupadas en forma directa.

“Será un espacio de reclamo constructivo diferente, en el contexto de una muestra que le dice al país que -en medio de la crisis- están las máquinas, las empresas y la voluntad del interior para volver a poner en marcha el campo”, dijeron los responsables de Expoagro. Y agregaron: “Consideramos que, a la voz de la industria, debe sumarse la de las comunidades del interior, donde impacta económica y socialmente la crisis del sector. Sobre esta plataforma, quedarán expuestas la difícil realidad actual y la necesidad de medidas de reactivación para el sector”.

Maìz con futuro optimista.

En una entrevista para el diario Clarìn, Daniel Glat, ditrector regional de Pioneer, manifiesta el resultado de los estudios realizados por la companìa para la cual el trabaja. Estos estudios llevaron a Glat a decir: “Estoy convencido de que el maíz es el cultivo de mayor futuro para la Argentina”.

Lo que sostiene Daniel Glat, director regional de Pioneer para América Latina, Africa y Asia Pacífico, es que el mundo se encuentra en una transiciòn dietètica, con lo cual la demanda de proteìnas animales se encuentra en constante crecimiento. El maìz, como lìder de los granos forrajeros, y las harinas proteicas van a ser solicitadas cada vez màs. Asi mismo, la demanda de etanol de maìz como remplazo del petròleo deja una optimista visiòn para el futuro del maìz.

“No puede ser que haya una relación de 7 a 1 en superficie de soja respecto a maíz, cuando en Estados Unidos es 1 a 1 y en Brasil se están equiparando rápidamente”, Pioneer tiene como objetivo equiparar esas cìfras. “En la Argentina el costo de producción de maíz es más bajo que en Estados Unidos y Brasil, y la infraestructura para producir y almacenar es casi ideal”. Esto sumado a las investigaciones para la obtenciòn de hìbridos que resistan las sequìas puede ser beneficioso para los productores. Segun las palabras del mismo Daniel Glat, “Es un nicho interesante, y los productores le están encontrando aplicaciones muy atractivas, como hacer silo de planta entera y sembrar soja de segunda”, cosa hasta ahora ni pensada para la mayorìa de los productores argentinos.

Ver la nota original